Proyecto Eclipsor: ¡Gracias por apoyarnos!

El 14 de diciembre vivimos la increíble experiencia de un eclipse total de sol en la localidad de Valcheta, Río Negro. Para registrar este fenómeno, además de fotografiarlo con telescopios  desde Tierra, nos propusimos junto a AMSAT Argentina lanzar un globo meteorológico con cámaras para intentar capturarlo en imágenes desde la estratósfera. Para poder intentarlo lanzamos una campaña a la que muchísima gente se sumó con su apoyo. Lo que sigue es el relato de lo que fue esta increíble aventura de Terraza al Cosmos durante el Gran Eclipse Solar 2020.

Franco Meconi y Christian Schmiegelow con el Eclipsor 2 antes de partir hacia la Patagonia

Durante los días previos los pronósticos meteorológicos no daban buenas noticias y hasta último momento no sabíamos si íbamos a poder disfrutar de este increíble fenómeno astronómico. En Valcheta y en Sierra Colorada, donde tendríamos la estación de seguimiento y los telescopios para fotografiar el eclipse y desde donde lanzaríamos el globo respectivamente,  el clima venía nublado y extremadamente ventoso. De hecho, sabíamos que en muchas zonas no se podría observar la totalidad por cobertura de nubes y tormentas.

Armado de la estación de seguimiento del Eclipsor 2  en el predio de observación en Valcheta el día previo al eclipse.

Los pronósticos mostraban cobertura de nubes para gran parte de la franja de la totalidad.

Armando parapetos para resguardarnos del viento y armado de las antenas para la estación de seguimiento del Eclipsor 2.

Alberto Thomae y Mario Moriconi, de AMSAT Argentina, con el ECLIPSAT-1, la carga que llevaba los equipos de telecomunicaciones y rastreo del Eclipsor 2.

El día del eclipse amaneció también nublado y extremadamente ventoso. El equipo encargado del lanzamiento del Eclipsor 2 partió hacia Sierra Colorada mientras que otros nos instalamos en el predio de observación en Valcheta, desde donde teníamos la estación de seguimiento del vuelo y desde donde registraríamos el eclipse con telescopios y haríamos nuestra transmisión en vivo. 

Una vez en Sierra Colorada, con ráfagas de hasta 80 km/h, el equipo se dispuso a preparar todo para el lanzamiento justo en el momento en que comenzaba la etapa parcial del eclipse. En cualquier otra circunstancia, bajo estas intensas condiciones climáticas, se habría suspendido el vuelo. Pero como teníamos solo una oportunidad para poder volar durante el eclipse, decidimos intentarlo de todas maneras. Lamentablemente, durante el proceso de inflado del globo, que llevaba unos veinte minutos, las ráfagas envolvieron al globo y lo enroscaron, rasgando el látex. Por desgracia, los intensos vientos patagónicos frustraron el lanzamiento unos minutos antes de poder liberar el globo.

Momento donde las ráfagas rompen el globo

Mientras tanto, en Valcheta la observación desde Tierra tampoco estaba sencilla. El incesante viento traía tormentas de polvo y permanentemente teníamos que estar cubriendo los equipos para protegerlos. Las nubes no daban respiro y hasta por momentos trajeron lluvia. Durante la parcialidad parecía dudoso que se llegase a despejar para poder ver los dos minutos que duraría la totalidad.

Teníamos que cubrir permanentemente los equipos para protegerlos del polvo y la lluvia durante el día del eclipse.

Las nubes amenazaban con arruinar el espectáculo en el predio de observación

A pesar de los intensos vientos, tormentas de polvo y hasta lluvia, para el momento de la totalidad las nubes dieron algo de tregua, el cielo se abrió y pudimos disfrutar de una experiencia inolvidable cuando durante poco más de dos minutos pudimos ver cómo el día se transformó en noche y la Luna ocultó por completo el disco del Sol. Durante esos dos minutos las fotos, el globo, el viento y el polvo pasaron a un segundo plano mientras quedábamos en trance observando ese evento único. A continuación un pequeño video de ese momento.

Totalidad entre las nubes

Corona Solar durante la totalidad

Cromosfera, las capas inferiores de la atmósfera del Sol, visible durante la totalidad.

Lamentablemente el Proyecto Eclipsor tuvo el final que no queríamos. Las circunstancias locales hicieron que se frustrara el lanzamiento del globo y no pudimos tener las imágenes que queríamos de la sombra de la Luna a medida que avanzaba por la línea de la totalidad. Con los telescopios las imágenes tampoco salieron exactamente como queríamos. Si bien las nubes le dan una atmósfera, dramatismo y personalidad única a las fotos, lo cierto es que también impidieron que se pudieran fotografiar algunos de los detalles más tenues de la corona solar y la superficie lunar iluminada por la luz que refleja nuestro planeta. Sin embargo, por otra parte tuvimos la enorme suerte de poder ser testigos de este evento único que es un eclipse total de sol. 

Estas emociones encontradas no son algo raro en la astronomía o la fotografía astronomíca. Una enorme parte del encanto y la mísitca que tienen los eventos astronómicos es que suceden sin inmutarse por lo que hacemos o dejamos de hacer, si los observamos, o si el clima está despejado. La historia de la astronomía está plagada de anécdotas de este estilo (pueden escuchar el episodio 4 del podcast para conocer una de las más dramáticas), y parte de la alegría y el placer de observar el cielo es entender que la cosa no siempre sale como uno lo espera. Pero lo cierto también es que el cielo permanentemente nos ofrece espectáculos increíbles para ver y fotografiar noche a noche (¡y a veces en pleno mediodía!). Así que a pesar de no haber cumplido con todos los objetivos, la expedición de Terraza al Cosmos al Eclipse 2020 será algo inolvidable que atesoraremos para siempre. 

De más está decir que estamos enormemente agradecidos y conmovidos por todos y todas los y las que apoyaron al proyecto y confiaron en nosotros ayudándonos a realizar nuestro sueño. ¡A todos y todas ustedes infinitas gracias!

PD: Como para terminar bien arriba, una linda noticia: ¡Salimos en la NASA! Sí, así como lo leen, NASA en Español hizo un streaming del eclipse y por momentos replicaron el streaming de Terraza al Cosmos, donde mostramos algunas imágenes del Sol a medida que avanzaba la parcialidad del eclipse. Ahora si, ¡saludos y gracias por leer!

lista de pasajeros del proyecto eclipsor

Las siguientes personas hicieron posible el vuelo del Eclipsor 2 y nos acompañaron en este increíble proyecto. ¡Muchísimas gracias por ayudarnos y acompañarnos a llegar un poquito más cerca del espacio que tanto nos apasiona!

Kenneth Sly

Ariel de Cándido

Paulo Meconi

Marcos Meconi

Pablo Camaití

Mayra Garcimuño

Nicolás Carbone

Ezequiel Azcurra

Clara Schmiegelow

Adrián Matoso

Carlos Mauricio Silva

Agustín Marenssi

Pablo Brasca

Sebastián Di Leva

Horacio Bertorello

Juan Duacastella

Fran Duacastella

Andrés Werner

Enrique Banfi

Claudia Banfi

Fernando Daniel Diego

Francisco Javier Casal

Inés Morgan

Elizabet Gora

Marisa Sly

Carolina Cuéliche

Familia Taratuto Dopazo

Pablo Vieitez

Federico Piaggio

Antonio Marcelo Di Blasi

Agustina Alamo

Gustavo Bayonés

Cecilia Chacón

Vanina Redondi

Valeria Compte Redondi

Brenda Lasala

Fran Lasala

José Duacastella

Rodrigo Etchenique

Claudia Billoch

Milton Katz

Sebastián Proazzi

Yael Troillet

Alfredo Lagleyze

Carlos Alberto Cendon

Jimena Sena de Licciardi

Nicolás Dominikow

Juliana Schujman

Damián Schmoller

Mariana Naiman

Luna Schmoller

Patricia Knopoff

Pablo Ingercher Casas

Pablo Lutenberg

Hanna Groisman

Nicolás Casais

Luis Buchanan

Amanda Buchanan Boiso

Frank Endres

Ximena Pe

Juan Pablo Menchón

Florencia Milesi

Federico Barbero

Julián Rasmussen

Martín Amico

Daniela Villegas

Virgina Billoch

Carlos Stantic

Miguel E. Martínez

Leonardo Bandera

Mariana Pizzo

Ariel Barberis

Daniel Schnock

Sylvia Sly

Lorena Sly

Lucía Moore

© 2020 Terraza Al Cosmos.